15 septiembre 2010

DQ 4 - El protagonista perfecto

Preguntarnos cómo debe ser el protagonista perfecto en la novela romántica, sería tanto como preguntarnos de qué color queremos comprar un traje o de qué sabor preferimos un helado. La gama de respuestas son muy variadas y dependen tanto de la autora, como del estilo de la novela (trama, argumento, época, etc) y también de cada lectora que toma dicha novela para leerla.
Es cierto que a veces se crean estereotipos como el clásico hombre rudo y tosco que no quiere enamorarse porque le han hecho daño, que se muestra indolente y sin ninguna clase de sentimientos, y que al final llega a convertirse en un manso corderito perdidamente enamorado de la protagonista. También está el "calavera" (retomando la palabra de una famosa autora) que es un sinvergüenza de tiempo completo y que jura nunca acabar con su libertad y que a la final también termina enamorado de la chica hasta los tuétanos.
Pero también es cierto que a pesar de los estereotipos, esos modelos de hombres van teniendo un desarrollo propio en cada novela, de manera que si hay un modelo, no siempre es exactamente igual.
Bueno, ahora sí mi opinión: para mí un protagonista debe ser: físicamente muy guapo, tan guapo que la protagonista no pueda dejar de mirarlo. Me gusta que físicamente sean altos, fuertes, muy atractivos, muy masculinos, con una voz profunda. En cuanto a su interior, me gusta que sean terriblemente tiernos... mucho... también me gusta que se enamoren pronto de las protagonistas, que hagan de todo por conquistarlas, que siempre estén dispuestos a ayudarlas y hasta a dar la vida por ellas si es el caso y que sean divertidos. Odio que sean violentos o que las griten o las golpeen. He leído novelas dónde él les pega o las grita y las trata mal, y de verdad que lo detesto. Se supone que un hombre en la novela romántica debe ser casi perfecto, no un bestia que se comporte como un bastardo!
En cierto modo lo que yo buscaría en un protagonista, sería lo que también buscaría en un hombre real, un Apolo con sentimientos de oro. Pero desafortunadamente y siendo muy realistas, esos hombres perfectos que nos pintan las novelas románticas sólo existen en literatura: ¡que lástima! ¡que pérdida!

4 comentarios:

  1. Es cierto, un hurra por los protas perfectos.

    ResponderEliminar
  2. Coincido plenamente contigo !el protagonista representa todo lo que quisiera que fuera en nuestra vida real pero bueno tenemos que conformarnos con lo que tenemos en casa ja ja !!
    A medida que voy conociendo al personaje me lo voy imaginando y busco al actor o cantante que me gustaría que fuese a veces según sea su carácter lo voy queriendo o no. en cuanto a mi gusto personal me gustan altos, de buen físico, cabello castaño, prolijos y muy masculinos, fuertes y con carácter fuerte pero muy tiernos en el fondo, que sepan muy bien lo que quieren y que se enamoren en el primer momento de la protagonista, que sean serios y que demuestren sus celos pero sin llegar a la agresividad, que se entreguen por completo y que sean capaces de todo por su amor, ese seria mi protagonista perfecto. kisses ^ ^

    ResponderEliminar
  3. Ay chicas... que sería de la novela romántica sin esos protas... :D

    ResponderEliminar
  4. Es cierto, a mí no me gusta que el protagonista sea violento. Se supone que leemos novelas románticas buscando la historia perfecta (no tanto el hombre, aunque suele darse), y queremos que todo salga hermoso, porque en la realidad es más complicado.
    También depende mucho de la autora.
    Por ejemplo, en "Forastera", de Diana Gabaldon, Jamie le da una tunda a Claire delante de sus hombres, pero no queda como un tipo odioso, porque él le explica porqué tuvo que hacerlo y se le nota en todo momento que no la está pasando nada bien y desearía no tener que haberla tocado.

    En muchos libros él es el hombre perfecto hasta que en un momento la autora "mete la pata", diciendo o haciendo algo que pincha la historia.
    Por eso, y por el tema de los hombres rudos y violentos que una no entiende porque lo ama la protagonista, es que dejé de leer a Johanna Lindsay.

    Excelente entrada :-)

    Les comento que les dejé un detalle en mi blog:

    http://vampirelandia.blogspot.com/2010/09/mas-premios.html

    beso!

    ResponderEliminar