26 julio 2010

Cartas de amor prohibidas de Judith Arnold

Cartas de amor prohibidas
Judith Arnold

Sally Driver intentaba seguir adelante con su vida después de la muerte de su marido. Pero entre las cosas del difunto encontró un montón de cartas de amor de una mujer llamada Laura. ¿Paul había estado engañándola? Quería conocer la respuesta. Todd Sloane había sido el mejor amigo de Paul, pero no sabía nada de esa Laura y, al leer las cartas, se sintió aún más traicionado que Sally. ¿Qué clase de hombre era capaz de no contarle a su mejor amigo que tenía una aventura? Todd también quería saber la respuesta.

Así pues, Sally y Todd crearon una incómoda alianza y comenzaron a buscar a Laura, pero en algún momento de la búsqueda la pasión por descubrir la verdad se transformó en otro tipo de pasión. Todd se dio cuenta de que la excéntrica esposa de Paul de pronto le parecía la mujer más sexy del mundo y Sally descubrió que el amigo de su marido era sencillamente irresistible. ¿Qué debían hacer? ¿Olvidarse del pasado... o seguir buscando respuestas a unas preguntas que quizá ya no tuvieran ninguna importancia?"


Parecía interesante y por eso la leí, pero la verdad es mala. Para comenzar, ella todo el tiempo piensa en el marido muerto, hasta en los momentos más calidos con el otro. El marido no fue bueno con ella, pero ella lo extraña, bla bla bla. No me gustan ese tipo de viudas que comparan todo el tiempo y que se lamentan por un marido muerto que no vale un centavo.
No me gustó.

1 comentario:

  1. Me parece horrible ya hasta el resumen.Creo que sólo el título es original

    ResponderEliminar