28 junio 2011

Los Casamenteros de Candace Camp

1. Apuesta de amor

Ya no era una jovencita, y además no tenía dote. Así pues, la señorita Constance Woodley no entendía por qué había despertado el interés de una de las más respetadas damas de la alta sociedad de Londres. Sin embargo, con la ayuda de su benefactora, se transformó en una fascinante criatura que llamó la atención del guapísimo, encantador y ligeramente calavera lord Dominic Leighton.
Y, ante la mirada de asombro de todo Londres, la don nadie y el vizconde libertino demostraron que, incluso en el cruel mercado del matrimonio, cuando el amor estaba en juego, todas las apuestas eran válidas…
 
 
 
 
2. Secretos Familiares

Lady Irene Wyngate juró que nunca se casaría, y había mantenido a los pretendientes a raya con su afilada lengua. Sin embargo, se topó con un hombre al que no pudo asustar: Gideon, el heredero del conde de Radbourne. De niño, Gideon fue secuestrado y se crió en las duras calles de Londres. Y, aunque finalmente volvió con su familia, se sentía más cómodo en los antros de juego que en los majestuosos salones de baile de la alta sociedad.

A Irene no le atraía Gideon, o eso le decía a la casamentera Francesca Haughston cuando la dama le pidió ayuda para que lo volviera civilizado, de modo que pudiera encontrarle una prometida. Después de todo, él era unverdadero pícaro con un pasado dudoso; aunque Irene debía admitir que era un pícaro muy guapo. Sin embargo, a medida que ella comenzaba a caer en las redes del amor, salieron a la luz antiguos secretos familiares que tendrían consecuencias abrumadoras para los reacios amantes.
 
3. Más fuerte que la venganza
Lady Calandra debería tener a los pretendientes llamando a su puerta. Pero su sobreprotector hermano, el Duque de Rochford, ha logrado espantar a todo caballero conveniente. A todos excepto al misterioso Conde de Bromwell. Callie se siente atraída por el enigmático Conde, a pesar de las violentas protestas de su hermano.

Como desafio a los deseos de su hermano, Callie trama un plan para volver a ver a Bromwell, contando para ello con la ayuda de la casamentera Francesca Haughston. Pero cuando los oscuros secretos sobre el duque y el conde salgan a la luz podría ser demasiado tarde para que Callie vea que ha estado yendo directa hacia una trampa...
 
4. Dulce tentación

Lady Francesca Haughston había renunciado al romanticismo y, en su lugar, encontraba la pasión logrando matrimonios deseables para otras personas. Así pues, al enterarse de que años atrás la habían engañado para que rompiera su compromiso matrimonial con Sinclair, el duque de Rochford, le pareció justo que ahora ella lo ayudara a encontrar la esposa perfecta.

Francesca estaba segura de que la chispa de la pasión se había apagado entre ellos mucho tiempo atrás; sobre todo, teniendo en cuenta el modo en que ella lo había tratado. Las miradas de Sinclair, o cómo de repente la tomaba entre sus brazos… bueno, eso sólo era un ensayo para el momento en que una mujer más joven y adecuada captara su interés. Sin embargo, a Francesca pronto comenzaron a parecerle escandalosas las lecciones de amor del duque, y se dio cuenta de que la tentación podía ponerlos en peligro a los dos.

1 comentario:

  1. Hay me encantan las novelas de epoca!! me las voy a leer todas jajaja saludos:)

    ResponderEliminar