19 julio 2011

Escándalo de Amanda Quick

A Emily sólo le queda resignarse a ser soltera para siempre. Pero no será ni amargada ni aburrida. Ella tiene un pequeño club literario donde comparte lecturas y chismes con sus ancianas amigas del pueblo. Un día recibe cartas de un extraño que afirma estar interesado en ella y de nuevo para Emily, renace la ilusión de amar y ser amada...
Pero las cosas con son así. Simon lo único que quiere es vengarse por lo que el padre de ella le hizo a su familia muchos años atrás, incluso, antes de que la joven naciera. Debe hacer sufrir a ese hombre y hacerle pagar por lo que él hizo y qué mejor manera que enamorar a su hijita y vengarse en ella por todo lo que su padre hizo.
Una lucha se desencadena dentro de Simon: quiere vengarse, pero se está enamorando de la chica y se suponía que eso no debería pasar.

No me desagradó del todo, pero tampoco me fascinó como otras novelas que he leído de esta autora. A veces parece que falta sentimiento por parte del protagonista, y aun cuando se enamora todavía parece distante. La protagonista que en un comienzo se muestra decidida y fuerte, por momentos se vuelve tímida y pegada a su esposo en todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario